Cerrar

Martín Brok

Martín Brok (antes Martín Brok 14 correduría de seguros Martín y Cachón. Sí, parece una broma, pero es cierto) es una correduría de seguros de Barcelona con más de 30 años de experiencia. Y, como la mayoría de su competencia, posee una marca por un simple hecho: el día que constituyeron la empresa necesitaban un nombre que registrar. A diferencia de hace unos años, hoy en día las empresas se enfrentan a clientes cada vez más exigentes y críticos, por lo que Martín Brok, consciente de ello, se planteó un reposicionamiento de su marca.

El naming fue lo primero que ajustamos. Las diferentes nomenclaturas, resultantes de sus distintas etapas en el tiempo, creaban confusión y un problema evidente de identificación. Optamos por reducir el nombre a lo esencial: Martín (referencia al nombre), Brok (referencia a la actividad "Brokers"). El conjunto nos daba un nombre propio, una persona en quien confiar con unas siglas muy reveladoras: MB. Y como un juego y de forma natural, se impuso una fórmula perfecta: Martín Brok = Estar MB / Estar MB = Martín Brok.

Un estado de ánimo como propuesta de valor.

Estar muy bien es un estado de ánimo óptimo que te permite atender tus asuntos y/o responsabilidades (o lo que te apetezca) con la tranquilidad y confianza que se merecen. Hablando en plata, estar cubierto.

Dado que Martín Brok basa la calidad de sus servicios en la cercanía con sus clientes, debíamos humanizar y personalizar la marca para conseguir empatizar con sus clientes potenciales. Habitualmente, las corredurías de seguros centran sus comunicaciones casi de forma sistemática en sus productos y en demostrar su competitividad en ofertas/promociones frente a su competencia. Debíamos cambiar este paradigma y focalizar toda nuestra comunicación en el beneficio de nuestros clientes y en aquello que buscan y/o necesitan: estar tranquilos, bien atendidos, en buenas manos. En definitiva, estar cubiertos.