Cerrar

The all-in-one

Cuando Escofet contacta conmigo y me cuenta que no dispone de una pieza física que contenga toda su oferta de producto y proyectos, empiezo a buscar la cámara oculta. Escofet, que se dedica a la industrialización de elementos urbanos y al hormigón arquitectónico cuenta todavía con un tipo de cliente habituado y sensible a consumir catálogos y revistas físicas. Son sus prescriptores: arquitectos, constructores, industriales, etc. Un colectivo sensible que empatiza con su actividad y que valora y demanda esta herramienta tan antigua pero efectiva para ayudarlo a encontrar argumentos para sus proyectos y ayudarlo a justificar el uso de sus productos.

Este fue el reto, el de presentar a este colectivo un producto disponible para sus proyectos, pero también la idea de cómo Escofet podía convertirse en su partner estratégico. Cualquier producto sin un proyecto asociado no es nada. Escofet tenía la percepción de que sus clientes potenciales desconocían eso en cuestión, y la excusa del catálogo nos daba la oportunidad de explicarnos y de ajustar su posicionamiento.

La gran diversificación del producto de Escofet requería de un nuevo discurso para clarificar y hacer más entendible su oferta hacia sus clientes y/o futuros clientes. Se crearon 4 líneas de negocio, cada una de ellas con un volumen independiente pero que, al mismo tiempo, formaban parte de un todo. Lo que debía ser un único catálogo se convirtió en una colección de 4 ejemplares bajo el mismo concepto: The all-in-one.

La nueva categorización constataba más de 130 años de historia y una doble línea de actuación entre tecnología y oficio. La gran novedad fue uno de sus ejemplares, Buildings, la división que colabora codo con codo con los arquitectos para proyectar y construir fachadas tan singulares como la de la Sagrada Familia, el World Trade Center o el Palau Sant Jordi de Barcelona.

La colección es una declaración de intenciones en sí misma. Un ejercicio que consolida un lenguaje propio de la marca. Por un lado, el uso de un formato A4 cerrado - A3 abierto (idóneo para nuestros prescriptores), y por el otro, el uso de 3 tipografías diferenciadas: una monospace, para la parte más racional del contenido para descripciones y características. Una serif, que nos aporta el componente de cultura y nos ayuda a destacar y a componer textos más literarios, aquellos que se encuentran por encima de los descriptivos, los técnicos o los literales.

Y una tipografía propia que proporciona voz, expresión y diferenciación a la marca. Una nueva versión stencil de la Letter gothic utilizada históricamente por la casa nos permitió logotipar más de 200 productos de forma única y crear ritmo entre las páginas. Es por ese motivo que el nombre de los productos adquiere, en esta edición, una importancia gráfica paralela. Estos nombres, con gran valor narrativo, contienen el alma del producto y son un homenaje al esfuerzo de los autores por definir la identidad de sus creaciones.

Cada producto y/o proyecto, al igual que su nombre, es único e irrepetible, y las páginas destinadas a cada uno de ellos también lo son en cada uno de los diferentes volúmenes de la colección. El contenido y la personalidad del producto dominan el espacio transformando cada doble página en algo único, dando ritmo al conjunto e interés a la consulta.

1/4 Urban Life

Bancos
Sillas
Mesas
Jardineras
Fuentes
Papeleras

2/4 Walking

Pavimentos
Alcorques
Límites
Balizas
Aparcabicicletas
Accesibilidad
Vallas

3/4 Building

Fachadas
Celosías
Proyectos especiales

Como curiosidad, el último volumen, 4/4 Lighting, nunca salió a la luz, pero eso no quiere decir que lo haga algún día.